Los conflictos de Europa y Rusia nos tienen atentos, expectantes a lo que va a pasar, esperando a que los noticieros vuelvan a la programación habitual de crímenes menores, robos, inflación y política. La guerra nos preocupa no solo desde lo humano sino también...