M

No tienes cuenta? Regístrate!

M

Bienvenido a la comunidad más grande
de periodistas y lectores comprometidos
con la información!

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate!

¿Queres ser Gurú? ¡Regístrate!

M

GURÚS

Noticias

Sobre FinGurú

Contacto

Sep 23, 2023

Economía y finanzas

Tecnología e innovación

Política y sociedad

Entretenimiento
y Bienestar

03/11/23

Hiperinflación: qué es y cómo solucionarla

Julián Ramos Cancio
Billete de Yugoslavia

El debate sobre el origen de la inflación y sus posibles soluciones aún suscita opiniones encontradas. En cambio, al hablar de hiperinflación, los puntos a debatir son menos. Esto se debe, por una parte, a que este fenómeno no es tan común como lo es el de la inflación, lo que lo hace más desconocido y un tema menos popular sobre el que hablar. Por otra parte, entre los profesionales de la ciencia económica existe concordancia sobre qué situaciones originan una hiperinflación y sobre las medidas que logran combatir de manera efectiva este fenómeno. En esta nota se señalan los principales problemas y algunas de las soluciones que los países han implementado ante episodios de hiperinflación.

 

¿Qué es y qué problemas trae una hiperinflación?

 

Una hiperinflación es una inflación fuera de control. Existen distintos criterios sobre a partir de qué tasa de inflación se considera hiperinflación. Para simplificar esta cuestión vamos a utilizar la ampliamente aceptada definición que utiliza el economista Philip Cagan (1956) en su artículo The Monetary Dynamics of Hyperinflation. Allí señala que un episodio de hiperinflación ocurre cuando el nivel de precios supera el 50% mensual y se mantiene por sobre dicho umbral durante varios meses.

 

Como mencionamos, una hiperinflación es una inflación descontrolada. Por lo tanto, los problemas que ocurren cuando existe inflación también se presentan, y de manera más agudizada, en un episodio de hiperinflación. En primer lugar, el poder adquisitivo se derrumba y la riqueza cae drásticamente. En segundo lugar, la moneda sufre una devaluación extrema. En tercer lugar, ante la rápida pérdida de poder adquisitivo las personas pueden optar por adelantar el consumo de bienes durables (aquellos que se pueden utilizar muchas veces a lo largo del tiempo). Si efectivamente se adelanta parte del consumo, se destinará menos dinero al ahorro y la inversión.

 

¿Cómo se sale de una situación de hiperinflación?

 

Ciertamente, las soluciones a los episodios de hiperinflación en el mundo no han sido siempre las mismas. Esto se debe a que las circunstancias en las que un país se encuentra a la hora de hacerle frente a la crisis son diferentes en cada caso. No obstante, hay dos objetivos que los gobiernos suelen perseguir para poner fin a estas situaciones.

 

El primero es alcanzar el equilibrio fiscal. Debido a que el déficit presupuestario suele ser el origen del problema, en un episodio de hiperinflación las autoridades tratan de reducir sus gastos y aumentar sus ingresos. Las medidas más comunes buscan reducir la planta estatal, aumentar los impuestos y mejorar la eficiencia del sistema impositivo.

 

El segundo es lograr la independencia de la autoridad monetaria. Un banco central independiente implica que el gobierno ya no puede respaldarse en la emisión de billetes para cubrir su déficit fiscal. Para esto se le prohíbe al banco central realizar prestaciones de dinero sin respaldo al gobierno. Aun así, los gobiernos pueden obtener prestaciones siempre y cuando puedan respaldarlas en oro u otras monedas fuertes. Además, alcanzar este objetivo también puede influir en la demanda de dinero. Al observar que ya no se está imprimiendo dinero sin respaldo, las personas pueden cambiar sus expectativas sobre la inflación futura y tener más confianza en la moneda local, aumentando la demanda de dinero.

 

La importancia del equilibrio fiscal en la solución de problemas económicos

 

Históricamente, estos dos objetivos siempre han sido acompañados por otras medidas acordes a cada situación. Por ejemplo, mientras que algunos países que cayeron en la Segunda Guerra Mundial lograron negociar la suspensión de las indemnizaciones a los países vencedores, otros gobiernos necesitaron mostrar estabilidad política al pueblo antes de siquiera pensar en un plan de estabilización.

Sea como fuere, la historia indica que el primer paso para solucionar un problema de estas características es acabar con el desequilibrio fiscal que motiva una emisión desproporcionada de dinero para ser financiado. Por último, si bien llegar a una situación hiperinflacionaria es, en todo momento, algo indeseable, es también la oportunidad perfecta para emprender un riguroso plan que logre solucionar el problema de raíz.

 

 

¿Deseas validar la nota?

¿Qué es Validar una nota y por qué hacerlo?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

0 comentarios

Enviar un comentario