M

No tienes cuenta? Regístrate!

M

Bienvenido a la comunidad más grande
de periodistas y lectores comprometidos
con la información!

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate!

¿Queres ser Gurú? ¡Regístrate!

M

GURÚS

Noticias

Sobre FinGurú

Contacto

miércoles 01 de febrero de 2023

Economía y finanzas

Tecnología e innovación

Política y sociedad

Entretenimiento
y Bienestar

01/23/23

Mejores comidas de Brasil

Abril Florencia Gargiulo

Clases de turistas

 

Sin dudas, un objetivo esencial a la hora de viajar, además de descansar y jugar a ser turista, es lograr introducirse en la cultura del lugar que se está visitando.

Intentar, por unos días nada más, enajenarse de las costumbres y tradiciones propias, y hasta olvidarse de la nacionalidad por un rato.

Algunos se suben al barco de un salto y hasta terminan hablando el idioma o imitando el acento del lugar que visitan (de la manera más torpe y graciosa posible).

Otros, que son más reacios, quizá prefieren atenerse al papel de turista y ser meramente observadores, como en una obra de teatro.

 

Creo yo que ambas posturas son respetables, y por supuesto dependientes del tipo de personalidad que tenga el turista.

Personalmente, soy de las que viajan con el deseo de empaparme en la cultura ajena, aunque no suelo llegar al punto de imitar idiomas o acentos, como sí lo han hecho varios amigos míos. (Salvo el acento español, pero que tire la primera piedra quien haya viajado a la tierra del flamenco y no se le haya pegado ese icónico cántico).

 

Las 3 mejores comidas brasileñas que no te podés perder



Sin embargo, seas imitador o seas observador, creo que lo que no se te puede escapar a la hora de viajar, es la gastronomía.

Este verano tuve la oportunidad de viajar a Brasil, y aproveché para probar la mayoría de las comidas características de la región.

Spoiler: una más rica que la otra. Hoy vengo a contarte sobre las comidas que no deberías perderte, al menos desde mi perspectiva.

 

Queijo coalho



Comienzo con lo más exquisito y simple a la vez: el queijo coalho. Tan maravillosamente sencillo como queso de cabra asado, puesto sobre un palito de madera tipo pincho y rebozado con orégano.

Ideal para comer en la playa y lo podés conseguir fácilmente.

Solo tenés que estar atento a escuchar el grito de “queijo queijo” de los vendedores brasileños.

Algo así como el “hay churros!” de la costa argentina, salvando las distancias, claro.

 

Frango e catupiry



Sigo con algo que, no es tanto un plato, sino una combinación de dos ingredientes muy característicos de Brasil: frango (pollo) y catupiry. El catupiry es una especie de queso – salsa, que, combinado con pollo, se convierte en una explosión de sabores cremosos imperdible.

Lo podés encontrar en distintos formatos, como en el salgado, que sería lo más cerca a las empanadas que vas a encontrar, en el sanduíche natural que venden en la playa, o incluso en la pizza.



Hablando de frango y catupiry, si vas a Buzios no te podés perder de ir a comer al menos una vez a Chez Michou.

No diría que es autóctono de la gastronomía de Brasil, ya que se trata de un lugar de crepes cuyo dueño original es francés, pero definitivamente lograron darle el toque brasileño.

Prueba de ello es el crepe de frango catupiry o carne catupiry, que me atrevo a decir, debe ser de los más vendidos.

 

Açai



Por último, no puedo dejar de lado el famoso açai. Para los que no lo conocen, el açai es un fruto brasileño de sabor bastante particular, que suele servirse con distintos agregados, como granola, frutas y chocolates.

En los últimos años, este plato se hizo furor en Argentina, pero lo que no sabemos es que los locales brasileños no suelen incluir tantos agregados, ya que lo consideran una “distracción” del verdadero gusto del açai.

En lo personal no es algo que me atraiga demasiado, pero debo aclarar que lamentablemente mi paladar le declaró la guerra a las frutas desde hace ya mucho tiempo.

 

Mi recomendación: Jugátela



Podría seguir escribiendo infinitamente sobre la comida en Brasil, como el queijo minas ideal para desayunar a la mañana, o el famoso choclo con manteca para disfrutar abajo del sol.

Sin embargo, creo que al final, lo importante a la hora de viajar es estar abierto a nuevos sabores y probar todo, incluso si no sabes qué es, o si te va a gustar o no.

El mayor riesgo que corres es encontrarte con un sabor incompatible con tu paladar y tener que lavar el gusto con un poco de agua.

¡O por qué no, con una buena caipirinha!

 

 

Autor

¿Deseas validar la nota?

¿Qué es Validar una nota y por qué hacerlo?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

0 comentarios

Enviar un comentario