M

No tienes cuenta? Regístrate!

M

Bienvenido a la comunidad más grande
de periodistas y lectores comprometidos
con la información!

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate!

¿Queres ser Gurú? ¡Regístrate!

M

GURÚS

Noticias

Sobre FinGurú

Contacto

viernes 02 de diciembre de 2022

Economía y finanzas

Tecnología e innovación

Política y sociedad

Entretenimiento
y Bienestar

11/09/22

¿Por qué me metí en el mundo saludable? 

Paula Newland
Guía para una vida saludable

¿Por qué me metí en el mundo saludable?

Lunes

Querido diario: hoy hice todo bien, no comí nada engordante. Estoy muy contenta.

Jueves

Querido diario: hoy al final del día, no aguante y, me comí dos alfajores, un paquete de gomitas y un cuarto de helado.

Así arrancaban y terminaban mis semanas…. Era un círculo sin fin.

Cuando me empecé a desarrollar como mujer empecé a sentir la necesidad de ser “linda” y, tener «buen físico”. Creo que por la cultura en la que crecí, me vi más presionada. Sentía los ojos de las personas como si fueran un scanner que me analizaban de arriba abajo. Sentía las críticas de los demás a través de sus ojos. Ahí arrancaron mis inseguridades respecto a mi cuerpo. Me llevo un largo tiempo superar esto: dietas, opiniones ajenas, juicios…

Y así sucesivamente. Cada día escribía lo que consumía. Y lo catalogaba como «bien» o como «mal». Claramente no tenía noción de que en realidad lo que me hacía mal era estar tan pendiente de lo que comía: llegue al punto de no disfrutar uno de los mayores placeres de la vida… comer.

Me privaba tanto en la semana, que cuando el fin de semana tocaba la puerta, me estaba comiendo TODO. Me daba tanta vergüenza comer de más, que lo escondía. Nadie sabía esto menos yo.

Cuando ese monstruo de la ansiedad atacaba no había nada que pudiese hacer. Una vez que me comía una gomita mi pensamiento era “Ya fue, ahora tengo que aprovechar y comerme todo porque mañana arranco de nuevo la dieta”. Los días siguientes, hacía deporte como loca para “quemar” todo lo que había comido… ¿Por qué las comillas? Porque hoy en día, entiendo que no funciona así, lo que yo hacía no era saludable. Ni hablar de nuestra amiga la balanza, ella estaba ahí todas las mañanas, hasta me sacaba la bombacha para pesar menos. Me la pasaba yendo a la nutricionista, quien constantemente me repetía: “Pauli, ya no te puedo reducir más nada, tu cuerpo se siente cómodo con este peso”. Sin embargo, yo quería seguir bajando, nada me conformaba.

Al lado mío estaba mi hermana, mucho más grande que yo, ella ya había pasado por todo esto y había encontrado “la solución”. A mí no me quedaba dieta que probar, asique probé su método. Esta fórmula secreta que me iba a cambiar la vida. Era algo tan simple como darme un gusto, todos los días. Y no era un aburrido choco arroz, era y es, un helado o un alfajor y si quería/quiero un triple. De a poco empezaba a haber un equilibrio en mi alimentación.

Al principio me sentía culpable y que estaba rompiendo con lo pactado conmigo misma… me daba miedo «arriesgarme» a volver a subir de peso. Pero también me di cuenta, que ese monstruo de la ansiedad iba desapareciendo y con ello los atracones nocturnos.

Al final me di cuenta que todo en la vida se trata de un equilibrio. Que lo principal es tener salud física y mental. Y yo estaba dejando de lado ambas. Aprendí a escuchar mi cuerpo. Y aprendí a disfrutar de la comida. Logre salir adelante y transformar esas inseguridades en actividades que me gustan hacer: deporte, cocinar saludable (y no también), hacer recomendaciones de una vida realmente saludable a través de mis redes… entre otras cosas. Y, sobre todo, agradezco por lo que tengo, por la persona en que me convertí, por lo que aprendí en toda esa etapa de confusión. Me abrazo por la conciencia que tenía en ese momento, que no me dejaba ver más allá de mis miedos. Ahora se luchar por lo que quiero. Al decir luchar por lo que quiero, me refiero a saber tener mi propia opinión, saber que es sano para mí y, quererme, abrazarme y mimarme

Autor

¿Deseas validar la nota?

¿Qué es Validar una nota y por qué hacerlo?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

0 comentarios

Enviar un comentario