24/10/2022 - Entretenimiento y Bienestar

El Ascendente: Un camino por aprender

Por Mili Capalbo

Imagen de portada
Imagen de portada

En nuestra Carta Natal, el Ascendente es uno de los puntos clave y más interesantes a tratar en una lectura. Marca el inicio de la rueda zodiacal, la Casa 1, la puerta de acceso a todas las Casas, y quién por ende va a configurar la disposición de las demás casas y la lógica de nuestra Carta Natal.

Para descubrir nuestro Ascendente es necesario saber la hora EXACTA en la que nacimos. ¿Porqué? La Tierra gira sobre su propio eje, y en ese giro pasa por las 12 constelaciones. Cada dos horas mira hacia una constelación, hacia un nuevo horizonte, que va a marcar nuestro Ascendente. Este signo es la primer energía que tomaremos al nacer, por eso marca un punto importante en nuestra vida.

La energía que venimos a aprender

El signo del Ascendente es de las primeras energías que impactarán sobre nosotros, pero una de las últimas que incorporaremos. A diferencia de las cualidades de la Luna y el Sol, que sentiremos más propias, que nos definen como personas, la del ascendente vamos a sentirla más ajena. Esta constituye un aprendizaje por realizar en nuestra vida, una energía que venimos a aprender, incorporar y desarrollar.

Puede que sintamos que no tenemos nada que ver con nuestro Ascendente, que no nos sintamos identificados con esa energía. Es el destino el que nos va a acercar esta energía, a través de diferentes situaciones y experiencias y va a hacer que se manifieste. Otras personas y momentos nos van a ayudar a desarrollar estas cualidades. Una energía que nos va a mostrar el afuera y nos va a obligar a incorporarla. Lo vamos a ver en otros, y vamos a necesitar de un espejo que nos refleje esa energía y nos permita sentirla nuestra.

Para desarrollarla, vamos a necesitar hacerle frente, una y otra vez, para hacerla propia.

El aprendizaje lo va a marcar el Signo en el que se encuentre nuestro Ascendente. Pero también va a ser importante el Planeta Regente del mismo, y los planetas que se encuentren en nuestra Casa 1, que van a constituir un aprendizaje continuo a lo largo de la vida.

¿Qué nos va a traer cada Ascendente?

ARIES: Convertirse en un guerrero

Este Ascendente nos va a hacer aprender a iniciar, a liderar, a ser valiente, a ser independiente y a tomar las riendas. Para ello es necesario descubrir nuestro propio deseo, ¿qué nos impulsa? ¿qué queremos hacer? Poseen una gran capacidad para emprender, impulsar, ir hacia adelante y motivar a otros. Puede que sientan que todo va muy rápido, que lo apuran y eso puede generar enojo. Cuando vayan incorporando estas cualidades van a conquistar lo que se propongan y van a sentir ganas de ir hacia adelante y hacer.

TAURO: Contemplar y valorar

Aquel que tenga el Ascendente en Tauro aprenderá sobre el cuerpo, la materia y el dinero, y a valorar aquello que genere. A conectar con el disfrute, con los placeres, con los procesos.

Para esto va a necesitar bajar un cambio, van a poner a prueba su paciencia, y darse cuenta de que las cosas necesitan su tiempo, si uno las apura es probable que nos salgan como uno quiera. La relación con el dinero va a ser importante, y pueda que no se sientan capaces de generar sus propios recursos, pero hay que soltar el impulso y empezar a sentir. Conectar con el cuerpo quien será el vehículo para materializar lo que se propongan. Aprender a bajar a la realidad y vivir el presente.

Lo que vale la pena tarda en llegar, pero al final hay recompensa.

GÉMINIS: Que comience el juego

El Ascendente en Géminis viene a ser libre, a jugar, a ser espontáneo. Nos invita a aprender a soltar las estructuras, a experimentar, a animarse a explorar y tomar diferentes caminos. Van a estar rodeados de un ambiente juvenil, divertido, volátil. Puede que sientan que les cuesta profundizar en algo o que dejan todo sin terminar. Para esto tienen que trabajar el elemento Tierra en conjunto. Aprender a soltar, a dejarse llevar, a escuchar y vincularse con otros, quienes van a portar nuestras (propias) cualidades. Los hermanos son una figura clave para este Ascendente ya que van a proyectar lo de uno. Aprender está en su sangre y pueden ser grandes transmisores de todo aquello que descubran. Pero para ello es necesario que empiecen a comunicar.

CÁNCER: Ser un hogar

Esta persona va a valorar lo familiar, el hogar, la tradición. Va a aprender a sumergirse en un mundo emocional, a conectar con su interior, para generar un nido y poder allí contener a otros. El Ascendente en Cáncer tiene que perder el miedo a sentir, desarmar su coraza emocional, porque cuando se abran van a poder desarrollar su capacidad de generar espacios que contengan, cuiden y nutran a otros. Puede que se sientan vulnerables o “débiles”, pero el desafío está en aprender a expresar sus sentimientos para poder conectar y empatizar con su entorno. Vienen a unir, a maternar, a sentir. Pensar menos y sentir más.

LEO: Liderar

El Ascendente en Leo viene a aprender a brillar, a expresarse y mostrarse tal como son, a irradiar luz y energía y a contagiar. La vida los va a poner en el centro de la escena, aunque no lo busquen, y van a tener que aprender a tomar ese lugar. Ser auténticos, salir del apego familiar, encontrar su propia identidad y hacerla brillar. Puede que al principio sientan necesidad de hacer todo lo contrario pero cuando confíen en sus propios talentos y capacidades van a expresar total creatividad y ser los que impulsen ahora a los demás.

VIRGO: Valorar el detalle

El destino va a hacer que valoren lo pequeño, los detalles. Van a aprender a maximizar los recursos, a trabajar con poco. Es por eso que a veces pueda que sientan que el destino les provea de pocos recursos, pero la clave está en aprender a economizarlos para llegar al final. Tienen un gran talento para ordenar, planificar, ser detallistas y optimizar. Vienen a vibrar más despacio, a conectar con el autocuidado, a enfocarse en lo que hay y en resolver con ello. Puede que sean muy autoexigentes, pero tienen que permitirse el error, disfrutar, que tienen todo lo necesario para poder concretar.

LIBRA: Todo es mejor compartido

El Ascendente en Libra va a tener muy en cuenta a los demás. Viene a aprende a equilibrar, a conciliar con el otro y a compartir. Soltar el deseo propio e involucrarse con el deseo del otro. Registrar, ¿qué quieren del otro lado? Libra equilibra los polos complementarios, va a escuchar el deseo de todos para armar uno solo. Los socios, la pareja, van a ser una figura clave. El Ascendente en Libra necesita vincularse, complementarse, pedir ayuda. Libra es compartir. Diplomáticos, tienen la capacidad de ver las situaciones de un modo objetivo sin apegarse a una sola opinión y hacer dar cuenta a los demás de las diferentes caras de una moneda. Libra en el Ascendente va a buscar también lo bello, lo estético, lo cultural, son los “encantadores del zodiaco”.

ESCORPIO: Vivir intensamente

En un medioambiente intenso, el Ascendente en Escorpio trae profundidad. Propone entregarse a terrenos oscuros, a soltar lo conocido y entregarse a la profundidad. Aprender a transformarse, a renacer. A involucrarse con los conflictos, no huir del dolor. Escorpio es la fusión, tienen que conectar, que ir hacia el interior y reconocer sus sombras. Dejarse sentir, percibir, habitarse. Puede que estén conectados constantemente con los finales, la muerte o situaciones intensas emocionalmente. Pero tienen que aprender a transformar el dolor en los motores de su vida. Son grandes sanadores, perceptores, que trasmiten confianza. El sexo es un tema importante en su vida también, vienen a entregarse en sus vínculos y a transformarse a través del otro y con el otro.

SAGITARIO: Ir por lo que creo

Rodeado de muchas culturas, tiene que tomar contacto con lo que lo expande. El Ascendente en Sagitario necesita abrirse, expandirse, conocer cosas nuevas. Para ello van a atravesar el dolor de su signo anterior, Escorpio, para trascender y renacer con fe y optimismo. Expandir los horizontes. Descubrir nuevas aventuras y confiar en el universo. Creer. Aferrarse a una filosofía y hacerla propia para poder iniciar su gran camino. Vienen a aprender y establecer sus propios valores y transmitirlos al universo. Guiar, enseñar, porque con toda su vitalidad, confianza y conocimiento vienen a ascender por un nuevo camino de vida.

CAPRICORNIO: Sostener

Desde la infancia van a hacerse cargo de muchas responsabilidades. El Ascendente en Capricornio va a aprender a auto-sostenerse, a crecer, a conectar con la disciplina. Con un medioambiente estructurado, con muchas exigencias, van a aprender a hacerse cargo de uno mismo, a construir sus logros. El padre va a ser una figura clave, porque van a tener que ser su propia autoridad. Va a establecer sus propios objetivos, que gracias a su fuerza de voluntad los va a lograr. Van a tener que aceptar que cada obstáculo será una oportunidad para desarrollar los recursos que los van a llevar a concretar sus logros. La vida los va a hacer desarrollar la paciencia y la perseverancia. Y durante ese largo camino van a aprender a administrar sus recursos para poder generar. Permitiéndose equivocarse y disfrutar, y entender que uno no puede sólo. Que con ayuda, trabajo, esfuerzo y dedicación Capricornio tiene la capacidad de sostenerse y de sostener a otros.

ACUARIO: Vivir en libertad

Rodeado de situaciones inesperadas, de interrupciones en el camino, el Ascendente en Acuario va a aprender a fluir con el cambio y los imprevistos. A animarse a lo nuevo, lo distinto, lo único. Cuando descubran su capacidad creativa y rompan con las estructuras internas no va a haber quien los frene. Acuario es el cambio constante, lo no convencional. Pueden sentir que no pertenecen a ningún lado, y tener miedo a la permanencia. Para sentirse libres van a tener que cambiar, ir por cosas nuevas, disruptivas, no quedarse siempre en un mismo lugar, nadar por nuevas aguas, y no escapar.

PISCIS: Sentir por el otro

El Ascendente Piscis viene a desarrollar la máxima sensibilidad por todos los seres vivos. Viene a aprender acerca de la empatía, a conectar con la compasión, a sentir lo que siente el otro. El inconsciente y su propia intuición van a ser sus mejores aliados. Piscis es como una esponja, que absorbe de la energía del ambiente, por eso es muy importante que conecten con el lenguaje simbólico (el arte, la música) y con el espiritual, con aquello que no puedo ver, pero sí sentir, porque van a transmitir como un canal esa energía que incorporen. Tienen una gran capacidad de amar y conectar con otros, de percibir lo que les pase y ayudarlos a canalizar lo que les esté pasando. Puede que las emociones los confundan, abrumen, y sientan demasiado, a flor de piel. Cuando aprendan a conectar con su poder, van a descubrir su capacidad de sanar, de empatizar, de encontrarse a uno y hacerse encontrar a otro.

La vida les va a traer ciertas experiencias y situaciones que les van a acercar y hacer incorporar estas energías que quizás sientan ajenas. Descífrenlas, sientan, escuchen, estén atentos y busquen aprender de ellas, que cuando las comiencen a manifestar van a conectar con la plenitud de su ser.

¿Deseas validar esta nota?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

Validado por 0 usuarios
mili capalbo

Mili Capalbo

¡Hola! Soy Miel (así me dicen), socia y fundadora de un estudio creativo. De personalidad muy curiosa, hace unos años descubrí el mundo de la astrología y hoy busco acercarlo y darlo a conocer a los demás. Creo que es una herramienta de autoconocimiento, de la cual todos podemos aprender. Nos acerca la posibilidad de descubrir nuestras luces y sombras, con muchos campos por explorar, a nivel colectivo y personal.

Vistas totales: 313

Comentarios