M

No tienes cuenta? Regístrate!

M

Bienvenido a la comunidad más grande
de periodistas y lectores comprometidos
con la información!

No tienes cuenta? Regístrate!

M

GURÚS

Noticias

Sobre FinGurú

Contacto

sábado 24 de septiembre de 2022

Economía y finanzas

Tecnología e innovación

Política y sociedad

09/22/22

¿Cuáles son los límites del humor?

Lucia Boccio

Se suele decir que un día sin risa es un día perdido. ¿Pero acaso existen límites para el humor? ¿Quién determina qué es gracioso y qué no? ¿Hay un lenguaje universal para la humorada? Los chistes irreverentes suelen bordear los límites de lo políticamente correcto, pero en el territorio de la comedia, el contexto es clave. Invitándonos a reflexionar y cada vez con más frecuencia, se abren debates en las redes sociales y los medios de comunicación masiva acerca de esos límites intangibles.

Ni la mismísima Reina Isabel II logró descansar en paz mientras su hijo se convertía en el Rey Carlos III. Figura de continuidad incorruptible para una nación sacudida por el cambio, la decepción y la división, Isabel II dijo en alguna oportunidad «Soy el último bastión de las normas». Pero Charlie Hebdo no se rige por las normas. El seminario satírico francés de izquierda, fundado en 1992, se caracteriza por sus caricaturas provocadoras que han indignado a musulmanes, judíos y católicos. Su labor fue motivo de juicios, debates por la libertad de expresión, acusaciones de provocaciones a facciones religiosas y atentados.

Es por eso que solo le tomó una semana publicar su ejemplar N1573 golpeando la imagen del nuevo Rey de Gran Bretaña. En esta ocasión, se puede ver en la portada una caricatura del nuevo monarca en un trono sobre una rueda de auto, haciendo alusión al accidente automovilístico ocurrido en 1997 que terminó con la vida de la Princesa de Gales. Con una etiqueta que lo describe como “el asesino de Lady Di” y una burbuja de diálogo donde el personaje exclama “El crimen ha pagado!”. En una mano sostiene una sierra y su expresión facial demuestra un cinismo desmedido, donde el soberano parece gozar la muerte de la madre de sus hijos y haber planeado todo en una estrategia para conseguir el poder y la atención total del pueblo inglés.

El viernes 9 de abril de 2021 falleció el Príncipe Felipe de Edimburgo a los 99 años y desde la editorial tampoco podían dejar pasar semejante acontecimiento. En esta oportunidad, la revista[1] publicó la siguiente caricatura, donde se puede ver el “homenaje de Harry y Meghan” al Príncipe Felipe. Por un lado, se encuentra el nieto del fallecido vestido y gesticulando tal como un agente Nazi, en relación con aquella ocasión en 2005 cuando el príncipe Harry fue fotografiado “disfrazado” con una esvástica en el brazo. Por el otro lado, se encuentra la ex Duquesa de Sussex caracterizada de aborigen, prácticamente desnuda con un taparrabo de bananas, saludando grotescamente al difunto. Con insinuaciones racistas y antisemitas, los dibujantes apuntan a burlarse de la monarquía británica y la debacle de la misma con los acontecimientos de los últimos años. Siendo un medio que se identifica con la izquierda, no sorprende el ensañamiento con la institución monárquica y todo aquello que representa (una vida de lujos y privilegios).  Pero más allá de ese carácter agitador de los lineamientos de la revista, habría que analizar el contexto de la publicación.

La tercera publicación polémica que se puede analizar en una clara campaña de desprestigio de la monarquía y sus simbolismos de privilegios tiene que ver con una caricatura que muestra a la reina Isabel del Reino Unido arrodillada sobre el cuello de Meghan Markle, la duquesa de Sussex, en una clara referencia a la muerte de George Floyd. La caricatura de portada se publicó días después de que Meghan y Harry hicieran una serie de declaraciones contra la familia real en una entrevista con Oprah Winfrey, en la que se incluye una sobre el tono de piel del hijo de la pareja, Archie, y cómo resultó siendo un tema de discusión antes de que naciera. La caricatura, publicada el sábado, se titula «POR QUÉ MEGHAN DEJÓ BUCKINGHAM», con una dibujada Meghan respondiendo: «¡Porque ya no podía respirar!». En medio de un contexto sumamente racista, la ilustración cobra otra significancia, tanto para esa madre, como para todos aquellos que pueden identificarse con ese padecimiento. Halima Begum, directora ejecutiva del grupo de igualdad racial Runnymede Trust, afirmó en Twitter que esta imagen no desafía los límites, no hace reir ni combate el racismo. Para ella, simplemente degrada los problemas y causa ofensas en todos los ámbitos.

“Una sociedad sin límites sería una sociedad sin sentido del humor”, defiende Javier Gomá. Para el filósofo y director de la Fundación Juan March, el juego que existe entre respetar y cuestionar esas fronteras es lo que produce el efecto cómico. Se podría argumentar que, a pesar de ser la familia Real, también es una familia que atravesó (en el caso de Felipe) y está atravesando (en el caso de Isabel) un doloroso duelo o crisis (en el caso de Meghan). Agregado a esto, deben soportar el escrutinio público. Lo que puede parecer un dibujo provocador y de mal gusto (en su línea), se convierte en una barbaridad cuando conoces un poco vida de las personas.

“Cualquiera tiene derecho a decir que un chiste le parece una basura sin que eso suponga un perjuicio para la libertad de expresión del chistoso.” objeta Jaime Rubio Hancock. Para el periodista y escritor, responsable del especial de humor del diario El País, cada parte tiene derecho a réplica. El hecho de que alguien diga que “es solo un chiste” no blinda el comentario contra toda crítica ni obliga a los demás a reírse.

Podría decirse que este es un debate sin fin, porque mientras algunos argumentan que habría que revisar ciertas publicaciones que en nombre del humor solo generan odio, otros sostienen que debe defenderse la libertad de expresión como valor fundamental de la democracia.

 

[1] www.charliehebdo.fr

¿Deseas validar la nota?

¿Qué es Validar una nota y por qué hacerlo?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

0 comentarios

Enviar un comentario