M

No tienes cuenta? Regístrate!

M

Bienvenido a la comunidad más grande
de periodistas y lectores comprometidos
con la información!

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate!

¿Queres ser Gurú? ¡Regístrate!

M

GURÚS

Noticias

Sobre FinGurú

Contacto

viernes 02 de diciembre de 2022

Economía y finanzas

Tecnología e innovación

Política y sociedad

Entretenimiento
y Bienestar

11/21/22

El origen: Qatar 2022 y una ilusión irrebatible

Fran Mantel

El origen: Qatar 2022 y una ilusión irrebatible

 

8 años, 4 meses y 8 días. Un pase de André Schürrle y una definición de Mario Götze. Algo cambió en nuestras vidas para siempre. O al menos en la mía. Algunos lo supimos desde un principio y otros cayeron con el tiempo. La realidad es que aquel 13 de Julio de 2014 no es una fecha más en el calendario. Ese día experimentamos el dolor, pero también la pasión. Y para sentir semejante pasión hay que haber sentido dolor. El dolor te moviliza. Es cruel y no te perdona. Pero siempre te da una oportunidad más. Siempre te da revancha.

El fútbol nos dio mucho dolor, que lo convertimos en pasión, para más tarde convertirlo en revancha. Las finales perdidas en el 30 y el 90. El mal trago del 94 y la desilusión del 98. El fracaso del 2002. Lo que pudo haber sido y no fue, en 2006. La vapuleada del 2010. El puñal del 2014 y lo inexplicable en 2018. Las finales de Copa América perdidas contra Chile en 2015 y 2016. La renuncia de Messi a la Selección y el retorno de Messi a la Selección. El cachetazo de Brasil en 2019 cuando parecíamos salir a flote, plantar bandera y cantar victoria. Durante muchos años nos alimentamos del dolor, es cierto, pero nunca nos quitamos ese filo del pecho. Siempre estuvimos ahí, a su lado, masticando la bronca pero llenándonos de pasión. Hasta que sucedió.

10 de Julio de 2021. La final que recordaremos por siempre. El 1-0 a Brasil en el Maracaná con un gol icónico de Ángel Di María, tras un pase exacto de Rodrigo de Paul. El primer título oficial de Lionel Andrés Messi con la Selección Argentina. La mochila quedó en el suelo, las hojas de estudio perdieron valor y los libros de crítica quedaron en ridículo. Fue el final para unos pocos y un nuevo comienzo para varios, que tanto lo deseábamos.

1 de Agosto de 2022. Casi un año después, Argentina vence 3-0 a Italia en Wembley, Inglaterra, por el título de la Finalíssima. Lautaro Martínez, Di María y Dybala, los goleadores de la noche. Argentina ya era otro equipo. Mucho más suelto, bailaba dentro de la cancha y volvía a brillar para el gusto de todos los argentinos y el gusto de nuestra historia. Dos títulos en menos de 12 meses. Lo que no pudimos conseguir durante tantos años, comenzaba a hacerse realidad en un puñado de meses. Empezamos a cobrar el precio del esfuerzo y el fruto de la revancha. La sed de la victoria. Y el hambre de la gloria…

Fueron 3 finales perdidas y dos eliminaciones. Luego 2 títulos conseguidos. Un sinfín de errores y aprendizajes, un camino de preparación, una renovación de camada y un técnico viajero en el tiempo, nuestro “Leónidas de Pujato”, Lionel Scaloni. Tildado como un “don nadie” cuando llegó, logró ganarse el respeto y el honor de todos los argentinos. De inexperto pasó a experto, superando a grandes equipos y entrenadores. Un líder de grupo que supo comandar un equipo que se hizo fuerte a los golpes, enseñando, a través de la victoria y la humildad, por dónde era el camino.

Argentina vive su mejor momento futbolístico en mucho tiempo y buscará coronar la historia en Qatar. Ya concentrado hace unos días en dicho país y con los 26 jugadores a disposición, el sueño mundialista está en marcha y es irrebatible. Niños, adolescentes, adultos y mayores. Un país entero. 45 millones de argentinos con un mismo objetivo: ver a nuestro capitán levantar la Copa del Mundo el 18 de Diciembre. La inversión emocional que estamos dispuestos a dar los argentinos es muy grande. En la calle no se habla de otra cosa. Diarios, redes sociales, comunidades. El sueño nos sumerge a todos dentro del mismo océano. Las posibilidades están. Las creencias son fervientes y la fe está intacta. El grupo está unido y el país también.

¡VAMOS ARGENTINA!

Autor

¿Deseas validar la nota?

¿Qué es Validar una nota y por qué hacerlo?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

0 comentarios

Enviar un comentario