M

No tienes cuenta? Regístrate!

M

Bienvenido a la comunidad más grande
de periodistas y lectores comprometidos
con la información!

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate!

¿Queres ser Gurú? ¡Regístrate!

M

GURÚS

Noticias

Sobre FinGurú

Contacto

miércoles 01 de febrero de 2023

Economía y finanzas

Tecnología e innovación

Política y sociedad

Entretenimiento
y Bienestar

08/22/22

Los niños son más que un día

Augusto Macias
Juguetees para el día del niño

El domingo se festejó el día de las infancias. Muchos niños y niñas recibieron esos regalos que tanto desean, salieron a dar un paseo. Otros, en cambio, tuvieron que contentarse con mucho menos en términos materiales, por las condiciones socioeconómicas de sus familias. Algunos, no tienen inclusive las cuatro comidas diarias. Quizás este día sea bueno para reflexionar acerca de la situación de las niñeces en el país.

Justo la semana pasada, M., una niña de once años, del barrio vulnerable 21-24 de Barracas en CABA, falleció posteriormente a descompensarse en el colegio. Si bien la autopsia informó que la causa de su muerte fue una “neumopatía bilateral”, ella había tenido problemas de desnutrición, como constató su familia a través de certificados médicos presentados en años anteriores. “Hubo dos años donde se tramitó un certificado de desnutrición de M. y se le dio el suplemento dietario correspondiente. Ella en la escuela todo el tiempo tenía hambre y esta situación complicaba las cuestiones pedagógicas”, dijo Ailén Galante, exprofesora de M.

Indistintamente de la causa, este caso destapó la olla de un tópico que lamentablemente no está lo suficiente en agenda: la vulnerabilidad infantil. En este tema, tal como en muchos otros, el Estado parece funcionar como un call center. Las distintas áreas se echan la culpa entre sí y derivan los problemas como si fueran llamados, mientras los damnificados esperan que alguien resuelva sus problemas.

Pareciera que el Gobierno Nacional planea arreglar la macroeconomía a costas de los más débiles, rezando que nadie se queje demasiado y que la próxima generación tenga más suerte. Así tal cual lo dijo el flamante ministro de Economía, Sergio Massa en el Consejo de las Américas: «sin estabilidad macroeconómica no hay paz social, pero sin paz social no hay estabilidad macroeconómica».

Desde el Gobierno de la Ciudad, en vez de olvidar, prefieren culpar. Recientemente, Horacio Rodriguez Larreta, junto a su ministra de Educación, Soledad Acuña, decidieron penar a las familias en situación de pobreza si sus hijos tienen más de un 25% de faltas. Lo harán a través del programa Ciudadanía Porteña, que consiste en una tarjeta prepaga para la adquisición de productos básicos, para quienes no lleguen a fin de mes, el cual además agrega un dinero extra por tener hijos escolarizados. El beneficio llega a 41.669 hogares e impacta en 100.057 personas en total, siendo 23.686 de estas menores de 18 años. En promedio, cada grupo familiar recibe alrededor de unos 15 mil pesos mensuales.

“La ministra Soledad Acuña sale a decir que quiere recortar los planes porque piensa que los pibes se van a viajar a Disney, cuando nuestra realidad es otra. Los chicos no vienen porque no tienen zapatillas ni ropa de abrigo. Ellos tienen muchas necesidades, que no llegamos a cubrir aunque hagamos múltiples esfuerzos”, afirmó Galante.

Esta lógica se origina en el peligroso preconcepto de que las familias en situación de pobreza no se preocupan por el bienestar de sus hijos, son malos o perezosos, y deja de lado la responsabilidad del Estado de asistirlas, ver caso por caso y ayudarlas a que esos chicos cumplan con la jornada escolar. Porque el peor de los escenarios es un niño desescolarizado y desnutrido.

Para evitar esto, múltiples organizaciones que amortiguan el peso de la realidad. El Padre “Toto” de Vedia, de la parroquia de los Milagros de Caacupé, con gran presencia en la zona, es uno de ellos. «No creo que haya desnutrición generalizada en el barrio, pero sí es verdad que la comida en los comedores no es suficiente. La presencia del Estado es errática e insuficiente», explicó.

Este mes, UNICEF reveló una encuesta que indica que más de un millón de niñas, niños y adolescentes en este país dejó de comer alguna comida -desayuno, almuerzo, merienda o cena- por falta de dinero, una situación que también afecta a 3 millones de adultos. Según este relevamiento, uno de cada tres hogares no puede cubrir sus gastos corrientes y el 50% no puede solventar los gastos escolares, entre ellos la compra de libros y útiles.

Por este contexto, y en memoria de M., se realizará a una marcha el lunes 22 de agosto a las cinco de la tarde. “Junto a organizaciones políticas y barriales, saldremos de la escuela y haremos una caravana hasta la jefatura de gobierno en Parque Patricios”, agregó Galante.

Afortunadamente, dentro del barrio 21-24 de Barracas, hay gente que sí se ocupará de los niños, niñas y sus familias en su día. «Este domingo apoyaremos y colaboraremos con los festejos que organiza cada capilla. Pero además, la parroquia, que tiene doce capillas y ocho comedores, hará un festejo del día del niño, pero el once de septiembre. Ahí le daremos un juguete a cada chico».

Autor

¿Deseas validar la nota?

¿Qué es Validar una nota y por qué hacerlo?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

0 comentarios

Enviar un comentario