M

No tienes cuenta? Regístrate!

M

Bienvenido a la comunidad más grande
de periodistas y lectores comprometidos
con la información!

No tienes cuenta? Regístrate!

M

GURÚS

Noticias

Sobre FinGurú

Contacto

martes 16 de agosto de 2022

Economía y finanzas

Tecnología e innovación

Política y sociedad

06/30/22

Programación: El lenguaje que escribirá el futuro de nuestros niños

Tomas Moreno

De chico, recuerdo la insistencia de mis padres con que tenía que aprender inglés. Inclusive ellos, sin hablarlo, sabían la importancia de que pueda agregar el idioma a la caja de herramientas que uno tiene para la vida. Hablar inglés te abre las puertas en el mundo laboral, por lo que pasó de ser una habilidad “deseable” a volverse un requisito en el último tiempo.

Pero el mundo se digitalizó y hoy ya no alcanza solo con eso. Por ello, en esta nota, quiero contarte lo importante que es que podamos dar a los niños la posibilidad de empoderar su futuro a través de la tecnología.

En la era digital, el plus del momento, ese valor agregado que nos empodera, inclusive más que el inglés a abrir nuestras alas al mundo, es la programación. Un nuevo idioma, pero con un receptor muy distinto. Poder hablarle a la computadora, interpretarla y lograr que te entienda, se volvió una habilidad clave para el crecimiento de cualquier persona.

El pensamiento computacional como arma educativa

Pero más allá de la habilidad de escribir código, la necesidad de desarrollar un “pensamiento computacional” rompe con todos los paradigmas. Somos parte de un mundo digitalizado en donde no entender cómo funciona la tecnología a nuestro alrededor nos limita a ser simples consumidores de ella. 

Por eso es importante que logremos incorporar conceptos fundamentales de la programación a la forma que resolvemos nuestros problemas diarios. Se trata de poder “pensar” como un programador, sin necesidad de actualmente serlo. 

Encontrar soluciones a través de un proceso lógico ordenado, identificando secuencias e instrucciones que puedan ser ejecutadas por un humano o computadora es extremadamente útil tanto personal como profesionalmente. Esta forma de pensar se vuelve la verdadera clave en el mundo digital, dejando de lado cualquiera de nuestros gustos o preferencias. No se trata de qué hacemos, sino de cómo logramos incorporar pensamiento crítico y lógica a nuestra toma de decisiones.

En concreto, hay 3 puntos por los que el pensamiento computacional se vuelve algo crítico en el desarrollo de todo el resto de nuestras habilidades:

    1. Dividir un gran problema en tareas más sencillas: “Romper” un problema complejo en tareas más sencillas que en su conjunto permitan llegar a la solución.
    2. Identificar patrones y acciones repetitivas: Ser capaces de encontrar similitudes entre problemas a resolver, diferenciando los que pueden resolverse en conjunto y los que necesitan mayor atención.
    3. Crear algoritmos: Aunque la palabra parece complicada, un algoritmo no es más que una serie de pasos a seguir para resolver un problema. Sea con código o un simple diagrama de flujo, el valor está en la utilización de la lógica para construir instrucciones que permitan llegar a una solución.

Como verán, nada de todo lo anterior está atado a una profesión o área específica. No se trata de gustos, sino de tener herramientas para pensar en la solución de los problemas. Herramientas que no deberían faltarle a ningún niño.

El pensamiento computacional permite a los niños ver de otra forma el mundo que los rodea. Ya no solo consumen la tecnología, sino que entienden cómo funciona. Sumado a la programación, esto les permite desarrollar su lado más creativo a través de la creación de gráficos animados, videojuegos o sitios web. Los niños no solo juegan sino que también crean empleando lógica y matemática, equivocándose y experimentando en el proceso.

La tecnología es poder; el pensamiento computacional y la programación, la llave para utilizarla. 

Con la transformación digital post pandemia, no solo cambiaron muchos aspectos en los que nos relacionamos con la tecnología, sino que también las habilidades necesarias para crecer y desarrollarse. Una pregunta que resonó mucho en mi cabeza durante estos últimos años es: ¿qué hubiera sido de mí hoy si desde chico, en vez de aprender, inglés hubiera aprendido programación? ¿O ambas?

Estamos ante la oportunidad de brindar a las nuevas generaciones de niños las herramientas clave para desarrollar al máximo su potencial y empoderarlos para que se vuelvan creadores de tecnología.

Programación para niños

Convertir el tiempo de pantalla en horas de enseñanza y productividad es clave para este cambio de paradigma.  En vez de que jueguen videojuegos, enseñémosles a crearlos; en vez de que manejen las apps de los celulares, que comiencen a crearlas. 

Es clave que los niños se diviertan mientras aprenden. En ese sentido, brindar conocimientos de programación a los niños desde los 5 hasta los 18 años, mientras que utilizan sus videojuegos favoritos (como la versión educativa de Minecraft, Roblox o Scratch), les permite ver la tecnología no solo como una herramienta de recreación, sino también como crecimiento, desarrollo y creación. De hecho, esta es una de las razones por las que crearon academias de programación para niños como Crack The Code.

Como profesionales, debemos impulsar el uso de la tecnología y el desarrollo de las habilidades digitales, con especial énfasis en las futuras generaciones. Si un niño no sabe desarrollar tecnología, no va a tener la misma cantidad de oportunidades que un niño que sí sepa hacerlo. Los países, empresas y colegios no están haciendo lo suficiente para poder solucionar la brecha de demanda, ya que muy pocas instituciones educativas tienen un enfoque en programación. Queremos que nuestros niños se gradúen sabiendo desarrollar tecnología y entendiendo cómo funciona; que le den un uso responsable.

Una clave para el progreso tecnológico de la región

Tenemos que pensar qué es lo que queremos para nuestra región, para nuestros países. La innovación latinoamericana no tiene límites. Emprendimientos como Nubank, Mercado Libre, Rappi y Globant, son solo un ejemplo del potencial y el talento que existen en la región. 

Mi invitación es a entender la necesidad que tenemos de desarrollar el pensamiento computacional y la programación en los niños, enseñándolo como si fuera matemáticas o inglés. Dejemos el estereotipo que tenemos de los programadores y entendamos que la era digital ya está acá. 

La tecnología es parte funcional de todas las áreas de nuestras vidas, y es necesario empoderarnos en su uso empezando por los más jóvenes. ¡Convirtamos a Latinoamérica en una región que pueda competir, crear y exportar nuestra propia tecnología!

¿Deseas validar la nota?

¿Qué es Validar una nota y por qué hacerlo?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

0 comentarios