M

No tienes cuenta? Regístrate!

M

Bienvenido a la comunidad más grande
de periodistas y lectores comprometidos
con la información!

No tienes cuenta? Regístrate!

M

GURÚS

Noticias

Sobre FinGurú

Contacto

sábado 24 de septiembre de 2022

Economía y finanzas

Tecnología e innovación

Política y sociedad

03/15/22

Analógicos o digitales

Gustavo Ammaturo

 

Sin dudas la guerra entre Rusia y Ucrania está presentando nuevas formas de encarar conflictos bélicos armados sin el uso de “armas”, al menos bombas o balas.

La respuesta del mundo occidental ha sido la de excluir a Rusia de los sistemas de procesamiento de activos capitalistas. 

Toda una paradoja, pues el capitalismo ha adoptado mecanismos típicos dirigistas, extremos, tales como afectar los intereses, ya no de una nación, sino los de todos sus ciudadanos, ricos, deportistas, artistas, cualquiera que sea de orígen ruso y no se haya manifestado fehacientemente en contra de las acciones de Putin es considerado un enemigo y esto justifica embargar, confiscar o excluir de los sistemas occidentales. 

Estas acciones que producen “daños colaterales” pueden incluso afectar a las  misma víctimas ucranianas si  conservaban sus ahorros en bancos o acciones de empresas rusas, de hecho millones de personas de todo el mundo realizan actividades relacionadas con esa parte del mundo.

El sistema financiero internacional intentará aprovechar la discrecionalidad legal que ofrece la guerra para avanzar sobre otros enemigos, los que atentan contra los modelos de negocio de la economía tradicional.

Curiosamente, uno de los puntos a los que hace mención el acuerdo que la República Argentina está negociando con el Fondo Monetario Internacional, dentro de la sección “Fortalecimiento de la resiliencia financiera“, señala: 

“Para salvaguardar mejor la estabilidad financiera, estamos tomando medidas con el objetivo de i) desalentar el uso de criptomonedas con miras a prevenir el lavado de dinero, la informalidad y la desintermediación; ii) brindar más respaldo al proceso actual de digitalización de los pagos para mejorar la eficiencia y los costos de los sistemas de pagos y gestión de caja; y iii) salvaguardar la protección del consumidor financiero”.

En la redacción del párrafo se pueden identificar errores y malas intenciones, analicemos cada uno de los puntos:

  1. … prevenir el lavado de dinero. El dólar americano es la moneda más usada para lavar dinero. Diariamente descubrimos como a lo largo de los años instituciones financieras se ven involucradas en maniobras de lavado de dinero, o incluso como narcotraficantes y corruptos cargan bolsos, valijas o contenedores llenos de billetes verdes. El mundo cripto es electrónico y por lo tanto trazable. Toda operación entre billeteras vincula a titulares nominados de una cuenta. Para operar en cualquier exchange o abrir una billetera electrónica se deben cumplir con procesos de KYC (know your customer) que controlan sobre cientos de bases de datos identidad y antecedentes. La mejor forma de prevenir el lavado de dinero es terminar con la moneda física, principalmente las que mayor poder adquisitivo acumulen por papel (dólares, euros, libras), la digitalización de los pagos es el primer paso para prevenir este delito.
  2. … prevenir la informalidad. Al igual que con el lavado de dinero, la informalidad utiliza dinero físico para procesar sus transacciones. Cualquier pago electrónico que se realiza para operaciones informales puede ser perfectamente verificado y revelar de esta forma las puntas del movimiento.
  3. … prevenir la desintermediación, este punto es realmente una locura. El sistema de procesamiento de pagos actual viene acumulando intermediarios permanentemente. Bancos, emisores de tarjetas de pagos, procesadores, rentadores de dispositivos, proveedores de servicios de pagos, pasarelas de pago, etc. suman cargos por transacción encareciendo bienes y servicios, inflacionando la economía mundial, esquilmando a proveedores y consumidores. Nada mejor, que todo lo contrario, quitar intermediarios es bajar los costos y volver al modelo más eficiente. 
  4. … brindar respaldo a los sistemas actuales… Este punto es un verdadero sincericidio, pues las partes ponen en evidencia las verdaderas intenciones en desalentar al uso de los sistemas de procesamiento criptográficos, que es simplemente proteger un sistema antiguo, costoso y excluyente. Un modelo que desde sus inicios sólo ha incrementado los costos para los usuarios y demorado las liquidaciones de los saldos de caja.
  5. … Protección del consumidor financiero. A lo largo de los años, los inversores de riesgo han sufrido pérdidas totales manteniendo en sus cuentas productos tradicionales, sin ir más lejos, hace apenas unos años los instrumentos estructurados sobre carteras hipotecarias mandaron a la bancarrota a algunos bancos y administradores de inversión más grandes del mundo. Anteriormente, las burbujas de las empresas puntocom o de algunos commodities arrasaron con los ahorros e inversiones de millones de personas, muchas de las cuales quedaron, literalmente, en la calle. Cada uno puede invertir, gastar o regalar su dinero como quiera. Si carecemos de al menos esta libertad, entonces que nos digan dónde alojar nuestros ahorros y listo. Decir dónde no invertir es como decir dónde hacerlo. Todos tenemos derecho a elegir, al menos esto. Por otro lado, si alguien que recibe fondos comete un delito, existen los mecanismos legales para que haga frente a los potenciales reclamos. 

Nos encontramos en un nuevo mundo. Uno en el que el anacronismo entre izquierda y derecha se evidencian decadentes y falsos. Uno en el que los exponentes de esta dicotomía asumen roles de una u otra ideología en virtud de la conveniencia del momento.

Los líderes actuales no entienden que esto no se trata de ideología sino de generaciones. 

La discusión se centrará entre analógicos o digitales.

¿Deseas validar la nota?

¿Qué es Validar una nota y por qué hacerlo?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

0 comentarios

Enviar un comentario